Saltear al contenido principal
Discurso De Roberto Vaquero En El Homenaje A Los últimos Fusilados Del Franquismo.

Discurso de Roberto Vaquero en el homenaje a los últimos fusilados del franquismo.

En primer lugar, dar las gracias a todos los que habéis hecho posible este día. Yo llevo viniendo 16 años aquí; y como partido 9. No fueron capaces de hacernos dejar de venir ni cuando nos ilegalizaron. Yo tuve suerte: justo me sacaron de la cárcel para poder venir. No nos íbamos a dejar presionar y vetar como han intentado algunos memorialistas, que han intentado que no podamos venir. Porque los mártires del pueblo pertenecen a su clase, no pertenecen a gente que vivió con ellos; pertenece a los que continuaron su lucha. Hoy quiero hacer una mención especial a un camarada que es de los que nos ha permitido realizar todo este trabajo de memoria histórica revolucionaria, uno de los antiguos camaradas del PCE(ml) y del FRAP que le operaron del corazón, el camarada Felipe, que muchos de vosotros conoceréis, lo han operado del corazón hoy y él quería venir pero le ha sido imposible. Desde aquí, que verá las grabaciones que estamos haciendo, mandarle un saludo para que continúe durante muchísimos años más su lucha y para que nos pueda seguir ayudando también a construir partido.

Hoy es un día especial, porque todos estos años que hemos estado viniendo aquí nunca había visto tanta gente en este cementerio y nunca había visto tanta gente joven, que es lo más extraño en este tipo de situación; ver a gente joven que quiere reivindicar, no cosas del pasado en el sentido memorialista, sino en el sentido de continuar, continuar lo que esa gente hizo. Porque esa gente lo que quería era transformar la sociedad, esa gente luchaba por una España mejor, luchaba por la república popular y federal encaminada al socialismo. Querían solucionar de raíz los problemas de este país, eran revolucionarios. Sin embargo, mucha gente los reivindica de forma memorialística, o directamente no lo hacen.

Porque, por ejemplo, en el homenaje que hemos montado a Cipriano Martos en el cementerio de Reus este año solo hemos sido nosotros. Durante años y años y años, han estado allí un grupo de camaradas que son los que nos han apoyado para poder hacerlo, todos exmilitantes del PCE(ml) histórico. Están abandonando a sus muertos, están haciendo que caigan en el olvido. Nosotros no lo vamos a permitir, porque su recuerdo es una esencia revolucionaria, es parte de nuestra historia, es parte de nuestra esencia y no vamos a permitir que nada ni nadie permita que caigan en el olvido, absolutamente nadie. Y da igual los años que tenga, nos da igual la historia que tenga, porque el pasado solo sirve si se refrenda en el presente, en sus actitudes presentes. Si no, lo que se ha hecho antes no vale para nada.

Hay una cosa que se llama coherencia, hay una cosa que se llama principios y esta gente carece de ellos mínimo desde hace 40 años. Nosotros queremos reivindicar esa esencia, esa lucha por una república, pero no nos vale cualquier república. No queremos una república como la de Francia, una república de los explotadores. El problema no es el rey, el problema es el sistema y el rey no es más que un parásito que defiende este sistema. Nosotros queremos una república de trabajadores. Se han leído antes los puntos programáticos del FRAP, que son los de la república popular y federal, que son los puntos que reivindicamos también como Frente Republicano y como Frente Obrero, porque son los puntos básicos para construir una alternativa política real en España.

Esa gente, Frente Revolucionario Antifascista y Patriota, porque la patria, como decía José Díaz la construimos los obreros, no aquellos que tienen cuentas en Suiza, no aquellos que están todo el día con la bandera, sino los que levantan este país con el sudor y la sangre de su trabajo y de su esfuerzo. Esos son los verdaderos patriotas. Así queremos y vamos a aspirar a ser nosotros. Nosotros queremos construir una España mejor, queremos acabar con la explotación del hombre por el hombre. Y no hay causa más justa por la que dar nuestras vidas que la emancipación de nuestra clase.

Y por eso estamos aquí este año también y seguiremos estando le moleste a quien le moleste, porque no nos importa ser correctos políticamente, ya sabemos que no lo somos, no nos están descubriendo América. Porque no estamos de acuerdo con cómo es la corrección política hoy en día. Nos dan igual las posmodernidades, nos da igual el consenso y la conciliación, porque los principios se imponen y nuestra ideología es revolucionaria, la suya no. Son despojos que defienden esta sociedad de explotación putrefacta. Nuestro deber es confrontar con ellos. Nos ganaremos una infinidad de enemigos, una infinidad, pero nos da igual porque viendo la calaña de esta gente estoy orgulloso de que nos odien, muy orgulloso. Porque ese odio no es fruto de la suerte ni del azar, ese odio es fruto del trabajo planificado, disciplinado y sacrificado, el trabajo por el que dieron la vida estos camaradas. Estos camaradas querían la revolución, estos camaradas eran militantes del partido de vanguardia de España, esta gente estaba dispuesta a darlo todo. La gente ahora critica, gente que militaba en el PCE en la transición, apoya memorialísticamente a estos camaradas, por favor… Todas las acciones que llevó a cabo el FRAP, todo el trabajo que desarrolló fue para impedir la transición, para no permitir que la transición fuera pacífica, aunque luego algunos claudicaran, enterraran al FRAP y destruyeran al partido; esos que lo reivindican hoy en día como si fuera suyo. Esa gente es basura, están echando montañas de basura en sus tumbas, pero nosotros nos encargaremos de limpiarla, aunque sea al asalto, porque aquí los únicos que usurpan, los únicos que están robando y viviendo del pasado, porque no tienen presente ni tienen futuro, son los que quitaron el fusil de ese logo. Ellos, cuando quitaron ese fusil, renunciaron también a sus principios.

Nosotros vamos a defender, cueste lo que cueste, caiga quien caiga, vamos a hacer lo imposible por defender el legado revolucionario de estos camaradas. El legado revolucionario, que no es otro que la lucha por la transformación de nuestro país, de la sociedad, ¡la lucha por el socialismo!

¡Viva el marxismo-leninismo!
¡Vivan los caídos del 27 de Septiembre!
¡Viva la lucha de la clase obrera!

Link al vídeo del homenaje completo en Youtube:  https://youtu.be/0C4Qhc96WUo

Volver arriba