Saltear al contenido principal

¿Qué es el PML(RC)? ¿De dónde surge?

El Partido Marxista – Leninista (Reconstrucción Comunista), PML(RC), es un Partido Comunista con estructura de Nuevo Tipo, es decir, de ideología marxista-leninista y organizado en base al centralismo democrático. El marxismo-leninismo es una ideología basada en el materialismo dialéctico, por lo que no puede entenderse de manera estanca y dogmática sino como algo en continuo movimiento que se adapta a la realidad según esta cambie. El marxismo-leninismo es la herramienta del Partido para analizarla, comprenderla y transformarla. Como marxistas-leninistas, desde el PML(RC), apostamos firmemente por la reconstrucción del Movimiento Comunista Internacional, emulando a la Komintern para así, mediante la colaboración entre partidos comunistas, mediante el internacionalismo proletario, preparar a la clase obrera internacional para las luchas decisivas contra la burguesía.

El PML(RC) es la reconstrucción del Partido Comunista en España. Nace de la unión de diferentes destacamentos que rompen organizativamente con las estructuras revisionistas del estado español. Nuestro fortalecimiento y desarrollo inicial se enfrentaron a la resistencia de todos aquellos que no aceptaron la crítica y desecharon las tendencias oportunistas que pervivían en su actividad militante, por lo que fueron depurados.

No por ello relajaremos la lucha ideológica y nuestra apuesta por la unión de todos los marxistas-leninistas en un mismo Partido. Esta unión, reiteramos, no se dará como una simple aglomeración de estructuras en la que se produzca una lucha de líneas anticomunistas y fraccionales sino, bien al contrario, tras un largo periodo de lucha ideológica cuyo objetivo deberá ser aplastar a los elementos inestables y revisionistas. Este proceso no será otro que el del triunfo del marxismo-leninismo frente a las ideas revisionistas infiltradas en nuestro movimiento.

La lucha contra el revisionismo – teniendo en cuenta cómo se produjo la destrucción del campo socialista, la pérdida de fuerza de los partidos comunistas de todo el mundo y el propio proceso estatal de triunfo del revisionismo y destrucción del Movimiento Comunista Español – nos lleva a la obligación de hacer una valoración del porqué de todo esto, cuestión que desarrollaremos en el apartado sobre el MCE y el MCI. La lucha contra el revisionismo, contra las ideas burguesas infiltradas en nuestro movimiento, toma un cariz principal. El revisionismo debe ser destapado y destruido, pues esa es la única forma de aspirar a tener un Partido y un MC fuerte y preparado para la lucha por la toma del poder, la destrucción del capitalismo y la implantación del socialismo.

Como Partido Comunista, el PML(RC) se nutre de todas las experiencias revolucionarias anteriores como, por ejemplo, la Comuna de París, la revolución socialista de Octubre, la creación del campo socialista, la revolución y la lucha contra el revisionismo en Albania, las guerras antifascistas como la actual lucha contra el Estado Islámico y las luchas por la liberación nacional, la etapa del Frente Popular, la guerra nacional-revolucionaria española y la resistencia antifranquista – destacando en esta el PCE(m-l) hasta finales de la década de los 70, y el FRAP –.

Desde el PML(RC) reconocemos todas las grandes figuras del marxismo-leninismo. A pesar de la criminalización que han sufrido por parte de los capitalistas, su luz ilumina nuestros horizontes y sus aportes al marxismo son importantísimos para nosotros y la lucha de nuestra clase por su emancipación. Destacamos, por nombrar únicamente a algunos de todos aquellos que fueron el inicio del nuevo mundo por el que luchamos, a Marx, Engels, Lenin, Stalin, Hoxha, Dimitrov y José Díaz. Son algunos de los cuadros que destacaron en la lucha, tanto en el aspecto teórico como en el práctico, por lo que son un ejemplo para todos nosotros.

El PML(RC) apuesta por la conquista del poder y el establecimiento de una dictadura del proletariado, es decir, por ser consecuentes hasta el final en la lucha del proletariado por su emancipación. El Partido como Estado Mayor de la revolución tiene el papel no de hacer esa revolución, sino de organizarla. Apostamos, por tanto, por el modo de producción socialista como paso previo al comunismo.

Consideramos que el punto de inflexión en la URSS se dio en el año 1956 con el golpe de Estado – producido por la camarilla revisionista de Kruschov – que significó el XX Congreso del PCUS. La victoria o derrota de una revolución no depende de un solo hombre o del simple azar, por lo que es nuestra obligación ser autocríticos y admitir que los problemas de la URSS venían de antes y que se dieron debido a la falta de vigilancia revolucionaria entre los miembros del PCUS. Sí, es cierto que el cambio se dio en el XX Congreso, pero las aspiraciones revisionistas llevaban tiempo planeándose. Analizar el XX Congreso como un suceso aislado implica un desconocimiento de las leyes de la dialéctica. Uno de los más graves problemas fue la falta de vigilancia a los revisionistas infiltrados – el cual se agudizó sobre todo tras la II Guerra Mundial, momento en que el Partido sufrió graves pérdidas de cuadros y se infiltraron en él agentes burgueses –. La URSS dejó de ser socialista a partir de 1956, y lo que antes fuera un faro de luz en el mundo, se convertiría en un monstruo socialimperialista. Este hecho, como ya explicaremos, no significó únicamente el fin del socialismo en la URSS y la destrucción del PCUS, sino que además fue el inicio de la destrucción de todo el Movimiento Comunista Internacional. A excepción de Albania – ya que China también acabaría, debido a las desviaciones de Mao, inmersa en el revisionismo más corrupto – todos los antiguos países socialistas caye- ron bajo la bota del revisionismo. Consideramos la experiencia albanesa como la última con un modo de producción socialista, que tocó a su fin a mediados de los años ochenta.

El PML(RC) surge de la ruptura con el revisionismo de un grupo comunista en Madrid, con el tiempo se fueron sumando otros destacamentos comunistas provenientes de la ruptura con varias organizaciones revisionistas, también pasaron a formar parte grupos que no venían de ninguna organización “comunista”. De este conjunto de destacamentos se refundaría Reconstrucción Comunista como PML(RC) en el III Congreso en 2016, constituyéndose como Partido Comunista.

Antiguamente explicábamos los inicios del PML(RC) situándonos en los inicios de sus miembros fundadores. No obstante, y atendiendo a la realidad de nuestra historia, el tiempo nos hizo refundarnos según fuimos creciendo y convirtiéndonos en una organización estatal, y del mismo modo que en esas refundaciones se han ido sumando a este proyecto camaradas de todos los rincones del Estado, muchos de los que la fundaron no fueron capaces de avanzar ni de lograr una ruptura ideológica con el revisionismo del que procedían, por lo que fueron expulsados.

Este Congreso significa un paso adelante para nuestro Partido por las circunstancias que hemos sabido superar, como en el paso a la ilegalidad del PML(RC) por parte del Estado. Es el culmen de un proceso que ha demostrado de que pasta estamos hechos, de que el Partido avan- zará innegablemente creciéndose y desarrollándose frente a las adversidades, preparándose para las batallas decisivas que tendremos que afrontar en el futuro.

En verano de 2009 se constituyó Reconstrucción Comunista como organización con estructura de Partido de Nuevo Tipo. La ruptura en referente a la estructura fue difícil, pero se hizo simple en comparación al hecho de lograr la ruptura ideológica total con el revisionismo. Perdimos a muchos camaradas que no fueron capaces de romper con su anterior cultura militante y que, por ello, trataban de imponer un método asambleísta junto a otras desviaciones que arrastraban. Sin embargo, con los años también depuramos a los que tampoco aguantaron o les faltó capacidad para romper ideológicamente con el revisionismo.

Así, con ya más de 8 años de historia, hemos vivido procesos difíciles. En 2011, siendo to- davía embrionarios, sufrimos nuestra primera fracción derechista organizada, la cual fue expul- sada y depurada del Partido. En noviembre del 2012 se produjo nuestro II Congreso, tras el cual sufrimos la infiltración del PCE(r), cuyo infiltrado fue descubierto y depurado antes si quiera de lograr consolidar fracción alguna. A principios del 2015 sufrimos el intento de consolidación de otra fracción, igualmente derechista, que fue descubierta con su inmediato abandono del PML(RC).

Después del 27 de enero, con la ilegalización del Partido, algunos de nuestros responsables no supieron reaccionar y debido al miedo claudicaron, desenmascarándose como los anticomunistas que siempre fueron, no se comportaron como comunistas honestos ante la represión, sino como cobardes y traidores a nuestra clase. Estos elementos también fueron depurados y sus influencias cortadas de raíz, fue una batalla decisiva que se dio en el PML(RC) entre aquellos que defienden el marxismo-leninismo y aquellos que tenían tendencias socialdemócratas y revisionistas y querían claudicar y disolver el Partido para mantenerse alejados de la represión, estos últimos fueron aplastados y eliminados.

Una vez más, se limpiaba el Partido de elementos inestables, permitiendo que el PML(RC) siguiera avanzando. Con esto, hacemos nuestra la frase “El Partido avanza depurándose”. Los elementos inestables y dubitativos deben ser purgados para que el Partido pueda seguir avanzando en los momentos decisivos de la lucha por la emancipación de nuestra clase.

Asumimos la cultura militante histórica propia del Movimiento Comunista, una cultura de sacrificio, disciplina consciente, formación, resistencia y condena al sufrimiento y la injusticia. Rechazamos la concepción militante de los revisionistas, que separan en numerosas ocasiones el trabajo práctico del crecimiento teórico. Solo el trabajo disciplinado y consecuente nos encaminará a la victoria.

Un comunista tiene que ser un ejemplo en todas las facetas de su vida, algo que solo se puede conseguir mediante el ejercicio militante de la crítica y la autocrítica.

Por ello, nuestro lema es “Organización, formación y combate”.

Lee aquí nuestros documentos: https://reconstruccioncomunista.es/documentos-iv-congreso-pmlrc/

Banner Del PML(RC)
Volver arriba