Saltear al contenido principal
25 DE NOVIEMBRE CONTRA LA VIOLENCIA MACHISTA

25 DE NOVIEMBRE CONTRA LA VIOLENCIA MACHISTA

 

[ Según el portal estadístico del Ministerio de Sanidad, Servicios Sociales e Igualdad de la Delegación del Gobierno de España: hay un total de 62.316 denuncias por violencia de género en lo que va de año, de las cuales 2.814 -es decir el 4,5%- son presentadas directamente por las víctimas y 899 – que equivaldría al 1,44%- son presentadas por los familiares de la víctima; con un total de 48 víctimas mortales.

Sin embargo existen recuentos de otras fuentes que indican un número de víctimas superior y esto se debe a que el Gobierno de España en este caso cuenta únicamente con las mujeres asesinadas explícitamente por sus parejas o ex parejas. Pero estas no son las únicas posibles víctimas de la violencia de género ya que pueden ser madres, hermanas, hijos e hijas…

Según el recuento de geofeminicidio.com –con noticia adjunta a cada caso- el número de víctimas mortales en España de este año asciende a 93, prácticamente el doble del recuento anterior.

Además los presupuestos destinados a la atención de las víctimas y a su reinserción social y laboral, no contabilizan las agresiones físicas machistas si las víctimas no pasan más de 48 horas ingresadas en un hospital, suprimen las competencias locales de Igualdad respecto a la asistencia a las víctimas y a las personas dependientes de estas (hijos e hijas, personas de edad avanzada, etc.) y aumentan los costes judiciales provocando así que muchas acaben retirando dichas denuncias interpuestas. ]

A pesar de esta contradicción las instituciones burguesas mediante la Ley Orgánica de «Medidas de Protección Integral contra la Violencia de Género» proponen como solución una “Estrategia Nacional para la Erradicación de la Violencia de Género 2013-2016”. Ley que consiste en dificultar cada vez mas la supresión de dicha violencia que ejercen si mismos sobre todas las mujeres trabajadoras, que a su vez las desprotege y les recorta los derechos.

Esto muestra claramente (junto a otras medidas –a demás del escandaloso número de asesinatos- como las dificultades para ejercer el derecho al voto, para las ayudas sociales para tanto viudas como mujeres pensionistas o mujeres solteras con hijos, etcétera que cada vez son menores; para el derecho a la maternidad y a la fecundación asistida para lesbianas y/o solteras que no cumplen con el canon del estereotipo familiar patriarcal…) que dicha violencia jurídica  y simbólica  de la superestructura contra las mujeres no se está erradicando por parte del Gobierno en absoluto, sino que es además quien lo invisibiliza y enmascara, y utiliza a su favor precisamente para mantener a las mujeres oprimidas porque es la opción más «rentable» para la subsistencia del capitalismo: no sólo son trabajadoras asalariadas sino que también son trabajadoras domésticas, reproductivas …

Y es, por tanto, un despropósito desligar la lucha contra el patriarcado de la lucha contra el capitalismo, olvidar la raíz opresiva de clase que nos aplasta desde el Estado burgués como clase clase y mujeres. Solo el fin del capitalismo puede acabar con la raíz de la opresión de clase y género, y solo la construcción del socialismo garantizará la eliminación de todo resquicio del patriarcalismo que vertebra las relaciones sociales que se derivan del modo de producción capitalista.

¡Viva la lucha de la mujer trabajadora!

¡Por un feminismo de clase y combativo!

Volver arriba